¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

10 de los platillos más extraños del mundo

Cuando viajas a nuevos lugares, siempre es importante probar la comida local. La comida es una parte esencial de cualquier cultura, y probar los alimentos locales puede ser una experiencia enriquecedora y deliciosa. Los platos nuevos y exóticos son una forma de verdaderamente experimentar el lugar que estas visitando. Tu estómago tiene que digerir una experiencia totalmente única. La aventura culinaria de viajar puede ser tan emocionante como la de explorar.

En tu viaje culinario, puedes encontrarte con platillos que sorprenderán a tu cerebro mientras que vuelven loco a tu estómago. Lo que algunos podrán considerar desagradable, otros lo consideran un manjar. Ve estas pruebas de sabor como parte de la experiencia de viajar.

1- Haggis, Escocia

Haggis, como muchos otros alimentos en esta lista, es un excelente ejemplo de la creatividad, ya que se utilizan varias partes del animal que normalmente no pensarías meterte a la boca. Está hecho con varios órganos de ovejas, como el corazón, el hígado y los pulmones. Los órganos se mezclan con especias y avena, creando un rico embudo de carne. Esta se hierve en un estómago de oveja vacío. ¡Un platillo para un verdadero escocés!

2- Gelatina de nariz de alce, Norte de Alaska y Canadá

La gelatina de nariz de alce es considerada un manjar por los pueblos indígenas del norte de Alaska y Canadá. Este plato es único y se prepara cocinando a fuego lento la carne de la nariz con otras partes del alce (orejas, labios, etc.). Se agregan varias especias, se enfrían, se le añade caldo y se refrigera hasta que la mezcla se convierta en una gelatina, que luego se sirve en un molde rectangular. Este plato no está disponible en los restaurantes, pero cualquier persona con un apetito aventurero puede encontrar esta gelatina en fiestas y festivales indígenas.

3- Ostras Rocky Mountain, Oeste de EUA

Podemos agradecer a los vaqueros del viejo oeste por esta experiencia culinaria. Las ostras de las Montañas Rocosas no son ostra… este lindo nombre es lo que los vaqueros usan para hablar sobre los testículos de toros.

Cuando los terneros son jóvenes, se les cortan los testículos, se empanizan y se fríen para crear un plato de carne delicioso. Algunos comparan el interior chicloso de las “ostras” con los calamares, mientras que otros describen que tienen un sabor parecido al venado. Estas bolitas siguen siendo populares en los estados de las montañas rocosas, como Colorado y Montana.

4- Balut, Filipinas

Balut es popular en las Filipinas y es considerada la forma más extraña de comer huevos en el mundo. Está hecho de un huevo duro con un feto de pato en desarrollo dentro. El huevo se hierve después de que el feto de pato tiene aproximadamente 12-18 días para formarse después de la fertilización. La parte del huevo y el feto de pato se cocinan y se sirven en un caldo. Se ve extremadamente desagradable pero dicen que el feto de pato sabe a pollo.

5- Tarántula frita, Camboya

Para los camboyanos, la tarántula frita es una delicia culinaria. Las arañas se fríen en aceite y ajo, dando a las patas un exterior crujiente. Los camboyanos comenzaron a comerse a estos insectos durante el Khmer Rouge, el régimen comunista de Camboya de los años 70, cuando la comida era escasa y los locales tenían que comer todo lo que pudieran encontrar para sobrevivir. Pero tuvieron una agradable sorpresa, descubrieron que las tarántulas eran lo suficientemente buenas para comerse cuando no morían de hambre.

6- Sannakji, Corea del Sur

¿Alguna vez has comido algo que todavía se retuerce en tu plato? Sannakji consiste en tentáculos de pulpo crudo que se dejan caer en un plato justo después de cortarlos de un pulpo vivo. Debido a la estructura nerviosa del pulpo, sus tentáculos continúan retorciéndose incluso sin necesitar su cerebro, y continuarán retorciéndose después de que te los comas. De hecho, hay varios casos cada año de personas que se atragantan con Sannakji, ya que los tentáculos pueden agarrarse a la parte posterior de la garganta.

7- Fugu, Japón

Fugu es un tipo de pez venenoso que contiene suficiente veneno para matar a 30 personas; su tetrodotoxina, según TIME, es 12,000 veces más mortal que el cianuro. Sin embargo, en Japón, el fugu es una delicia ampliamente consumida, con más de 10,000 toneladas consumidas cada año.

Debido a los riesgos involucrados, los chefs deben estar altamente capacitados para eliminar el veneno y deben someterse a 2-3 años de capacitación especializada para obtener una licencia para preparar fugu.  Debido a esta extensa capacitación, un solo plato de fugu puede costar hasta $ 200 dólares.

8- Hákarl, Islandia y Groenlandia

Hákarl es una comida tradicional en Islandia y Groenlandia hecha de tiburón fermentado. Después de matar al tiburón, su carne se cura y se cuelga secándose durante 4 a 5 meses.El resultado es un pescado con un fuerte olor a amoníaco.

Esta es una técnica antigua de preservar la carne y ha sido una práctica común en los países nórdicos durante siglos. Y aunque los locales están acostumbrados a su sabor único, los turistas piensan que el sabor y el olor no son tan agradables.

9- Casu Marzu, Italia

Casu Marzu es el queso más peligroso del mundo y está prohibido en la Union Europea. Originario de la isla italiana de Cerdeña, Casu Marzu es un queso de leche de oveja infestado de gusanos vivos. Para preparar este queso especial, se deja pudrir en una casa oscura durante dos o tres meses para atraer moscas y que pongan sus huevos en el queso. Cuando los huevos se rompen, las larvas comienzan a comerse el queso y dejan excremento, lo que le da al queso su suavidad, junto con un rico sabor. Se les dice a las personas que se cubran los ojos cuando comen Casu Marzu, ya que, a veces, las larvas saltan del queso.

Esta prohibido debido a que tiene muchos efectos secundarios. Estos varían entre dolores de estomago, diarreas y vómitos. Lo más peligroso es cuando te comes un gusano y no logras digerirlo, ya que llegará vivo al intestino y empezará a parasitar el cuerpo.

10- Sándwich de cerebro frito, Medio Oeste de EUA

Originados a fines del siglo XIX, los cerebros de vaca fritos se convirtieron en un plato popular en el Medio Oeste. Los mataderos locales regularmente freían los cerebros y los utilizaban como carne barata para rellenar los sándwiches.

Después de que la enfermedad de las vacas locas comenzó a aparecer en los años 80, los cerebros de las vacas bajaron aún más en popularidad y ya no se encuentran con tanta facilidad. Sin embargo, todavía hay lugares en Missouri e Indiana que sirven cerebros de cerdo fritos.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte