¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

Los ‘in’ y los ‘out’ de usar la corbata

Shutterstock

Modas van y modas vienen. Sin embargo, más allá de tendencias de temporada, la corbata ha permanecido a lo largo de casi cuatrocientos años entre los accesorios protagonistas del guardarropa masculino.

Es un hecho que desde su aparición en la Francia de Luis XIV, a mediados del siglo XVII, la cravate (como se le llamó a partir de entonces) ha sido catalogada como sinónimo de jerarquía, distinción y seriedad.

Aunque algunos insisten en su inminente desaparición por considerar que no encaja en absoluto con el estilo casual y desenfadado de nuestros días, todavía es poco probable que esto suceda. Resultaría difícil pensar en una reunión de negocios de alto nivel o una cena de etiqueta sin un outfit con corbata.

Además, al igual que ocurre con cualquier otro accesorio, usarla no necesariamente significa verse old fashioned o aburrido. Por el contrario, puede ser un distintivo de tu personalidad y dará un toque extra de elegancia y formalidad.

En todo caso, si eliges ponerte una corbata deberás siempre tomar en cuenta el sitio al que irás, la gente con la que estarás y la imagen que deseas proyectar.

Cómo y cuándo utilizar corbata

El estilo slim en las corbatas está muy de moda, pero este solo resulta aconsejable si es que llevas un look casual; si buscas algo más clásico, las corbatas entre 8 y 9 centímetros de ancho son perfectas. Solo recuerda que el largo debe llegar hasta la cintura del pantalón, ni más arriba, ni más abajo. Tampoco olvides que el nudo de la corbata debe ir ad hoc con el cuello de la camisa, si este es ancho elige un nudo grande, tipo Windsor; si es delgado y fino, es mejor un nudo simple.

Las corbatas de seda serán siempre un acierto, son elegantes, van bien con todo en cualquier época del año, tienen mejor caída y estructura. Sin embargo, son válidas las combinaciones de algodón con seda o lino con seda para época de primavera-verano y los tejidos con base de lana para otoño-invierno.

En cuanto al color, por regla general la corbata debe ser más oscura que la camisa y de un tono más intenso que el saco. Si eliges estampados en la corbata procura un equilibrio al combinarla con la camisa, sobre todo si esta también tiene estampados. Siempre ten en cuenta que se vale arriesgar, es muestra de tu creatividad, pero la idea es lograr un conjunto armónico.

Ponerse corbata con una camisa muy casual de botones visibles en el cuello o con una guayabera, por muy elegante que esta sea, no es en absoluto recomendable.

En las bodas hay una regla no escrita: si el novio va con corbata, los invitados deben llevarla. Así que no caigas en un out.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte