¡Pregúntale a Marco!

Los métodos de cocción más comunes

Cocinar es un mundo, y para ello se necesitan técnicas, métodos y utensilios que nos permitirán realizar esta actividad de manera adecuada. En la entrada de hoy, hablaremos sobre los diferentes métodos de cocción para que los pongas en práctica los más pronto posible.

Antes que nada, es importante señalar que la cocción es un procedimiento culinario que se utiliza para hacer más digeribles algunos alimentos, mejorar el sabor o la consistencia de los mismos o eliminando bacterias que los ingredientes pudieran llegar a tener.

En término estricto, la cocción implica someter a un determinado alimento a una fuente de calor. Dependiendo del tipo de cocción que elijas, lograrás texturas, sabores y consistencias diferentes que te permitirán agasajar el paladar de tus invitados.

 

Tip: Cada ingrediente tiene un tiempo de cocción distinto. Ten esto en cuenta para no sobre cocer tus platillos.

 

Al vapor

Con este método, necesitarás dos cosas: agua (o un caldo) en abundancia y suficiente calor para que el líquido pueda emitir vapor y así cocer tus ingredientes. Pon en un recipiente (de preferencia con agujeros para que el vapor alcance directamente a tu comida) los ingredientes que hayas escogido sobre una olla llena de agua hirviendo y cuécelos hasta que estén listos. De esta forma, puedes cocinar muchas cosas sin alterar el sabor original y sin perder sus propiedades alimenticias. Desde pescado o vegetales, hasta dumplings, cocinar al vapor es muy saludable y sabroso.

Hervir

Al igual que con el vapor, para hervir necesitas un líquido o caldo que transmita el calor a tus alimentos. Una vez que éste llegue a la temperatura que consideres necesaria (puede ser fuego bajo o alto), añade ingredientes duros (pueden ser elotes, papas o cortes de carne fibrosos, como el chambarete) para cocerlos. Después de un largo tiempo, pueden ser desde 20 minutos hasta más de tres horas (incluso mucho más), obtendrás alimentos suaves y listos para comerse. El caldo sobrante lo puedes usar para hacer una rica sopa o un caldo que uses como base para diferentes salsas.

Estofar

Con esta técnica, podrás utilizar diversos ingredientes para resultados únicos. Dependiendo del guiso u estofado que quieras hacer, escoge los ingredientes necesarios. Déjalos hervir en un medio acuoso hasta que logres obtener una salsa espesa y sabrosa (muchos cocineros asan primero sus ingredientes y los van incorporando uno por uno para crear capas llenas de sabores). Te recomendamos un fuego bajo, para que todos los ingredientes se integren perfectamente. Un estofado clásico de la comida francesa es el famoso Coq o Vin, un platillo elaborado a base de gallo con abundante vino tinto. ¡Una delicia fruto de la paciencia! Este método es perfecto para cortes duros y fibrosos de proteínas.

Métodos de cocción: estofar

Saltear

Esta técnica utiliza fuegos muy altos para tiempo de cocción cortos. Esto brinda texturas y sabores únicos pues los alimentos se cuecen, pero siguen crujientes al tacto. Un ejemplo claro de esta técnica es la comida asiática que utiliza el wok para lograr salteados que te volarán la cabeza. No necesitas uno para lograr ese sabor, con un sartén grande y un potente fuego lograrás sabores geniales. Es indispensable que cuando intentes saltear uses aceite pues éste es un excelente transmisor de calor.

Tip: Utiliza aceites aromáticos como cacahuate o ajonjolí y añádelos al final de la cocción. Obtendrás aromas únicos y poderosos que le darán un giro a tus creaciones.

Freír

Uno de los métodos de cocción más queridos pero a la vez menos saludables es la fritura. Para realizara de manera exitosa necesitas abundante aceite y altas temperaturas para obtener su increíbles resultados: texturas crujientes con interiores jugosos. Pollos fritos, papas a la francesa, incluso platillos tan famosos como el Cordon Bleu o el tempura japonés, utilizan este método. Casi todos los ingredientes los puedes utilizar para freír. Sólo necesitas aprende a controlar las temperaturas para que no se te quemen o sequen tus alimentos.

Parrilla

Por último, la parrilla o grill es un método que cuece los alimentos sobre las llamas o brasas de carbón o madera. Con esta técnica podrás incorporar sabores y aromas distintivos a tus creaciones, gracias al toque ahumado y tatemado que se logra con este método. Sin duda, puedes hacer deliciosos asados con diferentes cortes de carne o embutidos, pero no dejes al lado las verduras. Las coliflores, zanahorias o brócolis a la parrilla también son buenísimos (úntalos con aceite de oliva, añádeles sal, pimienta o especias y deja que el fuego haga su magia).

Métodos de cocción: la parrilla

 

No olvides inscribirte a nuestro Newsletter para que puedas recibir las mejores noticias, recetas y recomendaciones del buen vivir y la gastronomía por Marco Beteta.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte