¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

5 maravillas naturales de México para conocer

Shutterstock

Desde desiertos y montañas hasta selvas y manglares, pocos países como México pueden presumir de su gran diversidad de escenarios naturales. Por eso, te sugerimos cinco maravillas naturales de nuestro país que merece toda la pena visitar por lo menos una vez en la vida.

Barrancas del Cobre, Chihuahua.

Con una superficie de alrededor de 60 mil km² (en longitud y profundidad es aproximadamente cuatro veces mayor al Gran Cañón del Colorado en Arizona), sorprende por sus contrastantes paisajes conjugando zonas desérticas, bosques, tierras fértiles, cascadas, lagos, ríos, pequeños pueblos y antiguas misiones cobijadas por las montañas y que a lo largo del día ofrecen un fascinante espectáculo de formas y colores. Sin duda el ferrocarril Chihuahua-Pacífico, el Chepe, es cómoda alternativa para recorrerlo (www.chepe.com.mx).

Cascadas petrificadas de Hierve el Agua, Oaxaca.

Formadas hace miles de años por el escurrimiento de agua carbonatada, para los zapotecas eran un sitio sagrado. Se ubican a un par de horas de la ciudad de Oaxaca y para llegar a ellas debes tomar la carretera federal 190 en dirección al Istmo de Tehuantepec (incluye en tu itinerario del día la zona arqueológica de Mitla y Teotitlán del Valle, famoso por sus textiles artesanales). Aunque puedes visitarlas todo el año, la mejor temporada va de noviembre a enero después de la época de lluvias.

Valle de las Piedras Encimadas, Puebla.

Situado en plena Sierra Norte de Puebla, a pocos kilómetros del Pueblo Mágico de Zacatlán de las Manzanas, te encontrarás con este sitio de aires místicos cuyas monumentales rocas de origen volcánico que, tras la erosión a la que han sido expuestas durante millones de años, dan origen a caprichosas y enigmáticas formas. El parque tiene más de 300 hectáreas y está operado por la comunidad local ofreciendo distintas actividades y servicios de alimentación (https://piedrasencimadas.com).

Laguna de Bacalar, Quintana Roo.

Conocida también como la laguna de los siete colores está a 40 kilómetros de Chetumal. Rodeada de selva, aquí podrás nadar, esnorquelear, subirte a un kayak, tomar un paseo en bote, bucear en el cenote azul (uno de los cinco que se encuentran dentro de ella) o simplemente relajarte admirando la belleza del entorno. Es también un sitio perfecto para planear una escapada romántica, por lo que considera entre tus opciones a Rancho Encantado, tranquilo resort eco friendly con spa (www.encantado.com). 

La Media Luna, San Luis Potosí.

Además de nadar y esnorquelear, esta impresionante laguna prehistórica, que en realidad es un manantial, tiene condiciones óptimas para iniciarte en la práctica del buceo porque no existen corrientes peligrosas ni fauna nociva (www.huaxteca.com). Localizada en el ejido El Jabalí, en Río Verde, a poco más de dos horas de la capital potosina, está manejada por los ejidatarios y cuenta con servicios de camping, alimentos y renta de chalecos.

¿Más sobre Bacalar? Puedes ver nuestras recomendaciones de restaurantes y hoteles.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte