¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

Flores comestibles y cómo prepararlas

Flor de calabaza (iStock)

Más que adorno, las flores tienen un papel protagónico en la cocina aportando a diversas preparaciones un refinado sabor, aroma y textura. Compruébalo con estas sencillas recetas.

Sopa de pétalos de izote

Utilizada por distintas culturas mesoamericanas, la flor de izote o yuca -como se le llama en otros lugares- es la flor nacional de El Salvador e ingrediente recurrente de la cocina regional mexicana. La mejor época para encontrarla va de marzo a mayo.

  • ½ k de pétalos de flor de izote fresca y tierna.
  • 4 tazas de consomé de pollo caliente.
  • 4 tomates guajillo medianos.
  • ¼ de cebolla.
  • 1 diente de ajo grande.
  • 1 chile de árbol seco.
  • 1 rama de epazote.
  • Sal al gusto.

En una cacerola con litro y medio de agua añade los pétalos y cocina a fuego medio; deja que hiervan al menos 10 minutos; cuela los pétalos y deshecha el agua (de lo contrario amargará la sopa). Tuesta en un comal los tomates, cebolla, ajo y chile; licúa, cuela y fríe en una cacerola con un poco de aceite; añade el consomé y epazote, hierve unos minutos e incorpora los pétalos, cocina a fuego bajo durante 10 minutos.

Aderezo de cítricos y jamaica

Nativa de Etiopía, la flor de Jamaica (sobre todo preparada como agua fresca) es reconocida por sus propiedades diuréticas y desintoxicantes. Además aporta calcio, hierro, fósforo, así como vitaminas A, B, C y E.

  • El jugo de 5 naranjas y 2 limones.
  • ¼ taza flor de Jamaica.
  • 1 taza de vinagre blanco.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de mostaza.
  • 1 pizca de sal con ajo.
  • 1 pizca de pimienta.

En una cazuela añade el zumo de naranja y limón junto con el azúcar, vinagre y flores de Jamaica, calienta a fuego medio, revolviendo ocasionalmente para diluir el azúcar, hasta reducir la mezcla a la mitad. Retira del fuego, añade la mostaza e intégrala con batidor de globo; incorpora por último, sin dejar de batir, aceite, sal de ajo y pimienta.

Filetes de huachinango con flor de calabaza

En crudo o cocinada la flor de calabaza se digiere fácilmente. Baja en calorías y sodio, es excelente fuente de vitamina A, indispensable para mantener la salud visual y el adecuado funcionamiento del sistema renal e inmunológico.

  • ½ k de filetes de huachinango.6 tazas de flores de calabaza finamente picadas.
  • 2 tomates guajillo medianos cortados en cubos.
  • ½ cebolla finamente picada.
  • 1 diente de ajo mediano machacado.
  • 10 hojas de epazote finamente picadas.
  • 1 chile serrano (sin venas ni semillas) finamente picado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Lava, escurre y seca con papel de cocina los filetes de pescado; salpimiéntalos. Precalienta el horno a 200 °C. En un sartén con poco aceite sofríe ajo y cebolla, añade las flores de calabaza y epazote, cocina un par de minutos a medio fuego; agrega tomate y chile, sigue cocinando durante 10 minutos. Engrasa ligeramente un refractario, coloca en él los filetes de pescado y sobre ellos la mezcla de flores de calabaza, tapa con papel aluminio y hornea de 10 a 15 minutos.

Peras en almíbar de lavanda y miel

Antiséptica, antinflamatoria y calmante, la lavanda se utiliza desde la antigüedad. Como ingrediente de cocina aromatiza desde guisos con cordero y carnes blancas hasta postres, aunque conviene emplearla moderadamente para evitar que su olor y sabor predominen.

  • 4 peras medianas.
  • ¾ taza azúcar.
  • ¼ taza miel.
  • 3 tazas agua.
  • 4 tiras finas de cáscara de limón.
  • 2 ramitas de tomillo fresco.
  • 2 cucharaditas de lavanda seca comestible.
  • ½ taza de crema para batir.
  • Papel encerado.

Pela las peras sin quitar el rabo; córtalas en mitades a lo largo. Bate en un bol la crema hasta que doble su tamaño y reserva en el refrigerador. En una cacerola mediana añade el agua, azúcar, miel, cáscara de limón, tomillo y lavanda; calienta a fuego medio, revolviendo de vez en cuando hasta disolver el azúcar. Agrega las peras y reduce el fuego al mínimo. Recorta un círculo de papel encerado del diámetro de la cacerola; cubre con él las peras y cocina a fuego bajo durante 20 minutos. Retira y deja enfriar. Sirve tibias o frías con la crema batida.

Agua de azahar

Digestiva, relajante e ideal para combatir el insomnio, el agua de flor de azahar es componente fundamental en muchos platos de la cocina árabe. Con esta receta casera podrás aromatizar tanto postres y panes (entre ellos, el típico pan de muerto o la rosca de reyes) como refrescantes cocteles.

  • 100 g de flores frescas de azahar.
  • 1 l de agua mineral.

Calienta el agua en una cacerola, cuando rompa el hervor añade las flores y deja hervir un par de minutos más. Retira del fuego, revuelve un poco, tapa y deja reposar durante 10 minutos. Pasa la mezcla a un bol y tápalo con plástico de cocina adherible; deja reposar lejos de luz y calor a temperatura ambiente durante 24 horas. Cuela el agua en una botella opaca y guárdala en el refrigerador.

¿Quieres compartir tu receta con nosotros?. Puedes hacerlo ahora mismo desde la sección de contacto.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Más recetas