¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

La historia detrás del sándwich y 3 recetas que te encantarán

¿Sabías que los estadounidenses comen más de 300 millones de sándwiches al día? Así es, todos los días consumen más sándwiches que el número de su población (328 millones de personas). ¿Y por qué no? El sándwich puede ser el alimento perfecto: portátil, versátil en sabor y tan simple o elaborado como lo sientas en el momento de su preparación. El sándwich tiene una larga e interesante historia. A continuación, te relato sus orígenes y 3 recetas de sándwiches imperdibles.

 

 

El sándwich tal como lo conocemos fue popularizado en Inglaterra en 1762 por John Montagu, el cuarto conde de Sandwich, una ciudad en Inglaterra. Cuenta la leyenda, y la mayoría de los historiadores de comida están de acuerdo, que Montagu tenía un problema de adicción las apuestas que lo llevó a pasar horas y horas en la mesa de juego. Durante una partida particularmente larga, le pidió al cocinero de la casa que le trajera algo que pudiera comer sin levantarse de su silla, y nació el sándwich. Montagu disfrutaba tanto de la carne y pan que lo comía constantemente, y a medida que el platillo se hizo popular en los círculos de la sociedad de Londres, lo apodaron con el nombre del conde.

 

 

Por supuesto, John Montagu (o más bien, su cocinero sin nombre) no fue la primera persona en pensar en poner comida entre rebanadas de pan. De hecho, sabemos exactamente de dónde surgió la idea de Montagu para su creación. Montagu viajó al Mediterráneo, donde se sirvieron platos de mezze turco y griego. Las salsas, los quesos y las carnes se “emparedaron” entre y sobre capas de pan. Es muy probable que Montagu se inspiró en ellos cuando se sentó en esa mesa de cartas.

 

 

La creación de Montagu despegó de inmediato. Pocos meses después, un hombre llamado Edward Gibbon mencionó el sándwich por su nombre en un periódico, escribiendo que había visto “veinte o treinta de los primeros hombres del reino”  comiéndoselo en un restaurante. En la Guerra Revolucionaria, el sándwich estaba bien posicionado en Inglaterra. Es de esperar que los colonos estadounidenses también hayan conocido el sándwich, pero no hay ningún registro escrito de ellos en el nuevo país, hasta que una receta de sándwich apareció en un libro de cocina estadounidense en 1815.

Esa es la historia de nuestro maravilloso sándwich, comida que disfrutamos día tras día ya sea en el desayuno, comida o cena. Ahora van 3 recetas de sándwiches que están para chuparse los dedos.

 

Grilled Cheese

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan
  • 2 rebanadas de queso cheddar
  • 2 rebanadas de queso mozzarella
  • 2 rebanadas de queso manchego
  • Mantequilla (al gusto)

Preparación

  • Precalienta un sartén con 1 cucharada de mantequilla
  • Unta mantequilla por afuera y por dentro de los panes
  • Añade el queso entre los panes
  • Pon el sándwich en el sartén y fríe cada lado durante 5 minutos

 

Sándwich de Pavo y Tocino

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan
  • 2 rebanadas de pavo
  • 2 rebanadas de tocino
  • 1 huevo
  • 1 jitomate pequeño (o el equivalente en jitomatitos cherry)
  • Mayonesa
  • Lechuga al gusto

 

Preparación

  • Pon mayonesa a los panes (solo por un lado)
  • Si las rebanadas de pavo son muy grandes, córtalas para que quepan adentro del sándwich
  • Cuece el huevo en agua hirviendo de 10 a 12 minutos. Déjalo enfriar en agua fría, pélalo y córtalo en rodajas
  • Lava y corta el jitomate en rodajas
  • Cuece el tocino en un sarten hasta que quede dorado
  • Monta el sándwich con los ingredientes
  • Posteriormente, ponlo en una tostadora o en un sartén para que se dore a tu gusto
  • Corta el sándwich por la mitad y ¡disfrútalo!

 

Sándwich de atún

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan
  • 1 lata de atún
  • 1/6 de cebolla
  • ½ jitomate
  • 2 pepinillos en vinagre
  • ¼ de pimiento rojo
  • 1 ½ cucharada de mayonesa
  • Pimienta (al gusto)
  • Lechuga (al gusto)

Preparación

  • Lava la lechuga y déjala escurrir para que no le quede agua
  • Lava el jitomate
  • En un tostador, tuesta el pan (valga la redundancia jaja)
  • Corta el pimiento, la cebolla y los pepinillos en pedazos chiquitos
  • Abre la lata de atún y quítale el líquido
  • Mezcla el atún, los pimientos, los pepinillos, la cebolla y la mayonesa
  • Finalmente, pon una lechuga y el jitomate rebanado arriba de cada pedazo de pan para posteriormente añadir la mezcla del atún.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Más recetas