Descarga nuestra app
Suscríbete a nuestro newsletter

Un día en el Hotel Escondido

Foto: Instagram

Un Consejero MB relata la crónica ubicada en el Hotel Escondido, joya de Grupo Hábita en las playas oaxaqueñas.

Sin duda, Oaxaca es un destino que deja una huella imborrable en el corazón de quienes tienen la fortuna de visitarlo. Es un lugar que te invita a regresar una y otra vez para seguir descubriendo su riqueza oculta y disfrutar de esa sensación única de que el tiempo se detiene y la vida se saborea en cada momento. 

Basta con hacer 45 minutos desde el aeropuerto de Puerto Escondido para encontrar uno de sus tesoros mejor guardados. El Hotel Escondido, propiedad del referente Grupo Habita. Con 16 búngalos construidos hace casi diez años sobre el médano virgen de la costa oaxaqueña, el hotel brinda una experiencia rústico-glamorosa con altísima gastronomía local a cargo del chef mexicano Saul Carranza para el goce de todos aquellos osados en descubrirlo.

POR PEDRO APARICIO, CONSEJERO MB

Hotel Escondido: naturaleza y gastronomía

Al pisar sus cálidas arenas, los anfitriones nos recibieron con un fresco cóctel, preparado con experiencia de posadero. La mezcla de su fragante destilado típico local con el dulce tamarindo, mucho hielo para compensar los calores playeros y su infaltable chilito en el borde del vaso permiten degustar una restauradora mezcalita que garantiza recordar a quienes la beban que es momento de recargar baterías.

Hotel Escondido
Foto: Instagram

Comenzamos la experiencia con el desayuno. En su pizarra resaltaban los huevos escondidos y no hubo duda de que había que probar la especialidad. Se trata de una tortilla hecha en el momento que, al inflarse, se rellena con un huevo, se termina de cocinar en la parrilla y se presenta bañada en mole manchamanteles acompañada con rebanadas de aguacate en su punto perfecto de madurez y semillas de ajonjolí. Vital secuaz el quesillo fresquísimo que acompañó este memorable refrigerio matutino.

Cerca del hotel no hay mucha propuesta gastronómica, excusa fantástica para quedarse descansando a un lado de su alberca –construida literalmente sobre la playa–, leer un libro en una hamaca y, por supuesto, disfrutar de un buen mezcal. 

TE INTERESA: LOS HOTELES MÁS BONITOS DEL VALLE DE GUADALUPE

Por las tardes, un amigable menú nos tentó a probar unas jugosas tostadas de pulpo enamorado y de marlín ahumado, tacos de pescado zarandeado (ciertamente con sus tortillas y salsas hechas al momento) y los sorprendentes – y favoritos –  tacos de tinga de zanahoria con alioli de cilantro. Acompañamos la descontracturada botana con una botella de Espuma de Piedra blanc de blancs.

Luego de una siesta reparadora, por la noche probamos su menú de tres tiempos. Comenzamos con la tostada de pez vela con gremolata y aguacate más una tetela de huevo a la mexicana con hoja santa y quelites playeros. 

Las silenciosas sonrisas de la mesa confirmaron: “aquí se come rico”. 

Hotel Escondido
Foto: Instagram

El punto máximo de la cena fue con sus creativas enchiladas de barbacoa de conejo con salsa roja tatemada. También, la pesca del día en costra de coco dorado con compota de plátano macho. Un balance justo de agridulce que nos dejó completamente encantados. 

Para culminar el día compartimos un helado casero de leche quemada con crumble de cacao y una panna cotta de café que, para ser justos, quedaron un poco atrás en comparación con el resto de la experiencia. Para beber, las mezcalitas de mango y maracuyá que se llevaron sus debidas ovaciones. La experiencia no habría sido igual sin el equipo que estuvo disponible con un trato atento y afectuoso de gran calidad.

Los aromas y sabores de la gastronomía oaxaqueña siempre son un auténtico deleite. Cada mordida o sorbo es un encuentro con la tradición, la cultura y la pasión. Sin duda, Hotel Escondido es una excelente opción para los viajeros ávidos de vanguardismo, pero sobre todo un gran lugar para deleitarse con la espectacular gastronomía local, con nostalgia y contemporaneidad desde la mañana hasta sus cenas de corte local con sazón de clase mundial y sin pretensiones.

Dirección: Carr. Federal Km. 113, Puerto, Salina Cruz – Santiago Pinotepa Nacional, Puerto Escondido

Puede interesarte

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete