¡Pregúntale a Marco!

San Miguel Allende: de hito minero a pueblo mágico

Ubicado en el corazón del Estado de Guanajuato, San Miguel de Allende es uno de los principales destinos turísticos de nuestro país. Fundada en 1542 por el franciscano Fray Juan de San Miguel, originalmente fue conocida como San Miguel el Grande y era un hito en la ruta de plata que llegaba hasta Zacatecas. Fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que exsoldados norteamericanos comenzaron a repoblarla nuevamente. En la primera década del siglo XXI fue designada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad y posteriormente Pueblo Mágico.

Además de gozar de un clima templado, fuentes y ojos de agua termales en torno a la ciudad, San Miguel de Allende brinda a sus visitantes la posibilidad de perderse en sus sinuosas calles, cautivando a la vista con su característica arquitectura virreinal, especialmente de cantera rosada. Dentro de sus principales monumentos está la Parroquia de San Miguel Arcángel, construida en el XVIII y remozada en 1880 con una fachada neogótica.

Un pueblo para disfrutarse a pie

Se trata de un pueblo pequeño que puede disfrutarse a pie. Dentro de los sitios de interés, está el templo de Nuestra Señora de La Salud, el Museo Casa de Allende, el Teatro Ángela Peralta, la Casa de la Cultura y el Templo de San Felipe Neri. Además podrás conocer múltiples galerías de artistas emergentes, así como varias terrazas y donde podrás comer algo rico y tomarte una bebida mientras disfrutas de su cielo azul.

Calles de San Miguel de Allende

La comida regional de San Miguel Allende aunque sencilla es muy rica. Las pacholas, elaboradas con carne molida y especias; las tradicionales enchiladas mineras, rellenas de queso ranchero y adornadanas con papas y verduras en escabeche; o el famoso fiambre, mezcla de carnes, como pollo, lengua y patitas de puerco, frutas, como manzana, naranja, guayaba, aguacate, y verduras, que se bañan con una vinagreta y se come frío, son sin duda platillos a probar. El postre típico de San Miguel de Allende son los tumbagones, deliciosos bizcochos elaborados con trigo, naranja y anís, que, según la creencia, delatan a los infieles. ¡Así que ten cuidado con quién los comes! Además, gracias a la alta afluencia de extranjeros, existen propuestas gastronómicas internacionales muy interesantes.

En torno a San Miguel de Allende, además de sus aguas termales, se puede visitar el sitio arqueológico La Cañada de la Virgen y la Presa Allende, lugares ideales para observar bellos paisajes y la flora y fauna particular de la región.

Visita San Miguel Allende, uno de los pueblos mágicos más visitados del país, con ayuda de Marco Beteta y revisa sus recomendaciones de restaurantes y hospedajes para que encuentres el plan perfecto para ti y tus familiares.

Para agendar

  • Fiesta de San Antonio de Padua (junio)
  • Festival de Música de Cámara (agosto)
  • Festival Internacional de Jazz (noviembre)

¿Más sobre San Miguel de Allende? Puedes ver nuestras recomendaciones de restaurantes y hoteles.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte