¡Pregúntale a Marco!

Tampico, entre sones huastecos y huapangos

Ubicada al noreste de México y enclavada a la orilla del Pánuco, Tampico es una ciudad que despide fiesta, contagiada por los sones huastecos y huapangos que resuenan por sus calles, así como amabilidad y hospitalidad irradiada por sus habitantes.

Conociendo Tampico

La Plaza de Armas es el corazón de la ciudad y es el lugar idóneo para deambular por sus calles. El kiosco, conocido como el Pulpo Rosa, es una construcción de estilo ecléctico. Sustituyó al anterior el cual perdió su techo por un ciclón en 1933. Desde ese año, se ha convertido en un hito de la ciudad y ha sido testigo de la historia tampiqueña. De igual manera, en el centro histórico, se ubica la Catedral de Tampico, dedicada a la Inmaculada Concepción. Su arquitectura es de estilo neoclásico y su interior sorprende con sus pinturas y retablos sublimes.

Un rasgo característico de Tampico es su arquitectura influenciada por el art nouveau, la cual se manifiesta en sus edificios afrancesados. De la misma época, la aduana marítima, edificada en XIX por encargo de Porfirio Díaz, posee una hermosa herrería en sus barandales y mármoles traídos de Francia y España. La aduana fue la principal receptoría naval del país gracias al auge petrolero.

Tampico alberga el Museo de la Cultura Huasteca, recinto inaugurado en 2003 en el Espacio Cultural Metropolitano. Su acervo está conformado por diversas colecciones del INAH procedentes de varios estados, donaciones particulares y piezas etnográficas y modernas. Dentro de sus muros se difunde la cultura huasteca. Asimismo, si tu visita la deseas seguir en el tenor cultural, en el Centro de Convenciones y Exposiciones de Tampico, puedes presenciar conciertos y espectáculos nacionales e internacionales.

Playas y naturaleza

A unos minutos del centro histórico se encuentra la Playa Miramar, punto de encuentro de lugareños y foráneos; es ideal para asolearse y disfrutar de las aguas del Golfo de México. De igual manera, el malecón Las Escolleras es un paseo empedrado en sus orillas y pavimentado al interior. Ahí puedes rentar bicicletas para admirar a la derecha el Pánuco y a la izquierda el Golfo de México. El paseo termina con el faro, punto donde se unen el río y el mar. Los atardeceres desde aquí son espléndidos.

Si te decantas por la naturaleza, en su manglar puedes contemplar la fauna mediante recorridos grupales en el Canal de la Cortadura, unión acuífera del Pánuco con la Laguna del Carpintero. En el trayecto, además de la fauna, se pueden admirar murales realizados por artistas en la parte urbana del trayecto.

Gastronomía tampiqueña: encuentro de culturas

La privilegiada ubicación de Tampico y su cercanía con los estados de Nuevo León, Veracruz y San Luis Potosí, así como Texas al norte el estado, la erigen como un crisol gastronómico. En Tampico puedes degustar platillos de influencia regia como machaca, cortes de carne, burritos tex-mex y moles veracruzanos. La comida más típica son los mariscos; y el platillo más representativo son las jaibas, mismas que se cocinan de múltiples de formas.

Si tienes disposición de salir de Tampico para aventurarte a conocer las bellezas en torno, a 120 km se localiza Aldama, sitio de ecoturismo. Al sur se localiza la Playa Barrada del Tordo, santuario de tortugas lora que llegan para desovar. Asimismo, el balneario El Salto es el sitio perfecto para refrescarte y disfrutar de la naturaleza. De igual manera, en El Zacatón, puedes encontrar el cenote más profundo del mundo, donde el único sonido que irrumpe el silencio es el canto de las aves.

Festivales para agendar

  • Festival del Huapango (abril)
  • Festival Internacional de Percusiones de Tampico (septiembre)
  • Fiestas de San Francisco de Asís (octubre)

¿Más sobre Tampico? Puedes ver nuestras recomendaciones de restaurantes y hoteles.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte