¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

¿Por qué hay comida que antes no te gustaba y ahora toleras? Conoce la ciencia detrás de nuestras papilas gustativas

El gusto es un fenómeno complejo ya que no experimentamos la sensación a través de un solo sentido (como lo haríamos cuando vemos algo usando nuestro sentido de la vista), sino que está compuesto por los cinco sentidos que trabajan juntos para permitirnos apreciar y disfrutar la comida y la bebida. La inspección visual inicial de lo que vamos a comer es muy importante, ya que es la que toma la decisión sobre si comerla o no. Luego, al comerla, el olor y el gusto se combinan para que podamos percibir su sabor. Mientras tanto, la mezcla de ingredientes, textura y temperatura pueden impactar aún más en cómo lo experimentamos.

Desafortunadamente, esto significa que perder cualquiera de nuestros sentidos, particularmente el olfato o el gusto, puede reducir el sabor de la comida. Piensa en la última vez que tuviste gripa o la nariz tapada. Es probable que la pérdida temporal del olfato cambie la forma en la que nos sabe la comida al grado de reducir nuestro apetito.

Un fenómeno similar ocurre cuando envejecemos. A medida que crecemos, es más difícil notar sabores. Algunas mujeres pueden comenzar a perder sus papilas gustativas a los 40 años. Para los hombres, el cambio puede ocurrir a los 50 años. Además, las papilas gustativas que quedan pueden reducirse y volverse menos sensibles. Los sabores salados y dulces tienden a debilitarse primero y posteriormente las amargas y agrias.

Tu sentido del olfato también puede disminuir. Es más fuerte cuando tenemos entre 30 y 40 años, entonces comienza a debilitarse y algunas personas mayores eventualmente lo pierden. Cuando esto sucede y el olfato ya no es capaz de detectar ni discriminar entre diferentes olores, afecta nuestra percepción del gusto. La disminución de la sensibilidad del sentido del olfato con la edad se debe a varios factores, incluida una reducción en el número de receptores olfativos, que reconocen diferentes moléculas de olor.

Si tienes problemas para oler y probar tu comida, intenta agregar color y textura para que se vea más interesante. Con estos colores y sabores fuertes puedes elevar tu comida a un grado aceptable para tus papilas gustativas sin importar la falta de sentidos. Por ejemplo, intenta incluir verduras de colores brillantes como zanahorias, papás, brócoli y tomates. Además, si tu dieta lo permite, condimenta tus alimentos con un poco de mantequilla, aceite de oliva, queso, nueces o hierbas frescas como salvia, tomillo o romero. Para poner un poco de chispa en tu comida, agrega mostaza, pimiento picante, cebolla, ajo, jengibre, diferentes especias o jugo de limón.

Esta situación no es igual para todos y hay medidas que podemos tomar para alentar este proceso. El usar ingredientes más fuertes y con más color nos mantendrán interesados en la comida. Sin embargo, no son la respuesta, ya que no podemos batallar contra la edad, pero podemos tomar las siguientes medidas para cuidar el sentido del gusto:

  1. No consumas alimentos o bebidas muy calientes o fríos

  1. No abuses de los medicamentos como relajantes musculares o antihistamínicos ya que si se consumen en exceso pueden provocar trastornos nasales que puede distorsionar el sabor de los alimentos

  1. No comas azúcar en exceso ya que como consecuencia hacen que tus papilas gustativas dejen de percibir los sabores de manera correcta

  1. Cuida el consumo del alcohol y tabaco ya que reducen la sensibilidad de las papilas gustativas

  1. Mantén tus encías y dientes limpios

  1. No consumas alimentos muy condimentados

  1. Ten cuidado con la sal ya que consumirla en grandes cantidades puede provocar que las papilas gustativas se vuelvan menos eficientes en percibir los sabores.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte