Traducir ¡Pregúntale a Marco!
✉️

Las piramides más impactantes de México

Además de sus playas y su gastronomía, nuestro es conocido en el exterior por sus vestigios arqueológicos. Las pirámides de México, centros ceremoniales prehispánicos, son parte de nuestro patrimonio nacional y son consideradas unas de las construcciones más asombrosas del mundo, ya que plasman la creatividad e inteligencia de las diferentes culturas precolombinas que las habitaron. A pesar de que existen aproximadamente un total de 193 zonas arqueológicas en todo nuestro país, las pirámides más impresionantes de México:

Palenque: el Templo de las Inscripciones

Al noroeste del Estado de Chiapas se localiza Palenque, una ciudad maya en medio de la selva tropical, ríos y cascadas. El sitio se fundó en el año 100 a.C. Entre los años 600 y 800 d.C. fue abandonada y se desconocen las causas. En el interior de la pirámide o Templo de las Inscripciones, arqueólogos descubrieron la tumba del Rey Pakal en 1952: uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la historia moderna.

Teotihuacán: la Pirámide del Sol y la de la Luna

En el Estado de México se localiza la Zona Arqueológica de Teotihuacán, sitio donde encontramos dos de las pirámides más famosas de México: la Pirámide del Sol y de la Luna. El origen de su estructura es de carácter desconocido y se cree que el sitio fue fundado en el año 500 a.C. Teotihuacán quedó deshabitada en 700 d.C., hasta la llegada de los mexicas, quienes se sorprendieron por su majestuosidad y la bautizaron como “La Ciudad de los Dioses”. La zona se compone de enormes pirámides y otros conjuntos arquitectónicos distribuidos en torno a una calzada de 4 kilómetros que se le conoce como la Calzada de los Muertos.

Teotihuacan_Piramide_Del_Sol
Decorativa: Ricardo David Sánchez, CC BY-SA 3.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0>, via Wikimedia Commons

Chichén Itzá, templo de Kukulkán

La Zona Arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán, fue fundada entre los años 325 y 550 d.C. por grupos mayas. Sin embargo, los toltecas ocuparon esta región alrededor del año 800, mezclando las culturas del centro del país con las del sureste. Así, en la zona se adoptó el culto a Quetzalcóatl, pero con el nombre de Kukulkán. El templo de Kukulkán, pirámide principal del sitio, también es conocida como El Castillo. Cuenta nueve niveles, cuatro fachadas y una plataforma superior rematada por un templete. La alineación de su construcción permite que se puedan observar fenómenos de luz y sombra, mismos que se producen en su propia estructura durante los equinoccios y solsticios de cada año.

Templo Mayor

Descubierto hasta el siglo XX, ya que durante el virreinato los españoles construyeron las iglesias sobre los templos prehispánicos, el Templo Mayor fue edificado en el lugar señalado por la profecía del dios Huitzilopochtli para que los mexicas fundaran Aztlán. Está a un costado de la Catedral Metropolitana de la CDMX. En sus vestigios se puede ver los distintos estratos de su construcción de una pirámide dedicada a Huitzilopochtli, dios de la guerra y a Tláloc, dios de la lluvia: las dos deidades principales de los mexicas.

Puede interesarte

Guía Destinos México

Guía de los Mejores
Restaurantes
Subrayado del títiulo

CDMX 2021-2022

Descargar ahora
Tu opinión es muy importante

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete