¡Pregúntale a Marco!

Una ciudad ferroviaria, Apizaco

Situada en el centro del estado de Tlaxcala, Apizaco, una ciudad con una historia fuertemente ligada al ferrocarril, está lista para impresionar a sus visitantes.

Apizaco proviene de náhuatl, quiere decir “lugar de agua delgada” o riachuelo. Se encuentra a 20 minutos de Tlaxcala, la capital del estado. Debido a diferentes vestigios arqueológicos encontrados en la zona, se estima que los primeros habitantes de la zona la ocuparon hace 12 mil años.

Una ciudad ferrocarrilera

Durante la Conquista, esta área fue ocupada por muchos españoles que fraudulentamente compraban las tierras a los indígenas, construyendo latifundios y haciendas. Es hasta 1869, cuando se construyó la línea del tren entre México-Apizaco-Puebla, por parte de Guillermo Lloyd e inaugurada por Benito Juárez. De esta manera, y durante muchos años, Apizaco se convirtió en un punto económico importante. En 2010, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) consideró las estaciones Xicoténcatl y Apizaco como patrimonio ferrocarrilero.

Apizaco se encuentra cerca de los ríos Atenco, Zahuapan y Texcalac. Debido a ello tienen una vegetación abundante donde abunda el aile, los sauces llorones, fresnos y álamos. Entre varios arbustos, crece también el maguey pulquero, que explica la proliferación de haciendas pulqueras. 

Atractivos turísticos

Como no podía ser de otra manera, uno de los lugares más importantes es sin duda la Maquinita, se trata de una locomotora de vapor (la máquina 212) donada por Ferrocarriles Nacionales de México antes de que fuera desechada por las nuevas máquinas impulsadas por diesel. El Museo Casa de Piedra es otro homenaje a la historia del tren en la región. Construido inicialmente para los trabajadores de Ferrocarriles Nacionales de México, se conserva la mayoría de la estructura original.

Un lugar indispensable es el Centro de las Artes, antigua sede de la Exfábrica de Hilados, Tejidos y Estampados San Luis, que llegó a tener hasta 400 telares; aquí se imparten talleres de distintas disciplinas artísticas. Inspirada en las catedrales góticas del siglo XII se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia que fue terminada en diciembre de 1961, donde cada año se festejan las Fiestas de la Santísima Virgen de la Misericordia. Un evento que no se pueden perder es la Fiesta de Carnaval, en donde se realizan diversos bailes con máscaras en muchos municipios del estado, incluyendo Apizaco..

Gastronomía mestiza

En el ámbito de la gastronomía, Apizaco no se queda atrás y comparte muchas similitudes con la cocina del estado: raices prehispánicas con influencia española. Aquí podrás probar los tlacoyos, masa de maíz rellena de diversos ingredientes cocida al comal, el caldo de haba, chicharrón en mole verde o pipian, elaborado con pepitas. Para los aficionados a los fermentos, el pulque, el vino de capulín, fruto conocido como cerezo mexicano, y el aguamiel. En los postres podrás disfrutar de unos ricos muéganos, pepitorias o dulce de calabaza.

Para agendar

  • Festejos de carnaval (febrero)
  • Festejos de Semana Santa
  • Feria de Apizaco (febrero-marzo)

¿Más sobre Apizaco? Puedes ver nuestras recomendaciones de restaurantes y hoteles.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte