Descarga nuestra app
Suscríbete a nuestro newsletter

Conoce Chignahuapan, el pueblo dedicado a fabricar esferas navideñas

Aunque parezca una idea salida de un cuento navideño, esto es real. Existe un pueblo en México (de hecho son dos) con vocación a fabricar esferas navideñas: Chignahuapan, Puebla. Este lugar es ideal para quienes gustan de hacer excursiones de fin de semana cerca del bosque y quieren dar un giro a sus tradiciones decembrinas.

Está ubicado a dos horas y media de la CDMX, así que la recomendación es pasar la noche ahí o bien salir muy temprano para aprovechar el día. La especialidad de la casa son las esferas de vidrio soplado y encuentras desde lo más sencillo hasta creaciones que trascienden la forma redonda y presentan diferentes estilos.

TE INTERESA: DÓNDE PUEDES CORTAR TU PROPIO ÁRBOL DE NAVIDAD

Chignahuapan, el pueblo de las esferas

Todo empezó en 1975 cuando Rafael Méndez abrió una pequeña fábrica donde se soplaba vidrio. A pesar de vender diversos objetos, los ornamentos navideños resaltaban de los demás por ser bonitos, estar bien hechos y además ser competitivos en precio.

El tiempo pasó y este fue tan solo el inicio de lo que hoy ya es una tradición arraigada al pueblo mágico. A Chignahuapan se va en otoño para comprar esferas que adornarán nuestros pinos navideños pues existen más de 200 lugares que las venden.

Siendo ya un destino conocido se fundó el Castillo de la Esfera, una empresa que trasciende los límites políticos y vende esferas de Chignahuapan en todo México.

Estas decoraciones tienen un encanto particular porque están hechas a mano y una por una. Todo comienza con los artesanos que soplan el vidrio para darle diferentes formas. Lo que sigue es que se enfríe para decorar, que es la mejor parte, pues consiste en que cada artesano pone su inspiración. Los colores, tamaños y motivos son únicos.

Qué hacer y qué comer

chignahuapan pueblo esferas

Aprovechando el viaje puedes conocer la Basílica de la Inmaculada Concepción y pasear por el centro para ver qué más te llama la atención que puedas poner en tu árbol. Chignahuapan, además de ser un pueblo dedicado a las esferas, también tiene preciosos paisajes, aguas termales y cabañas para hacer glamping.

Está muy cerca de Zacatlán de las Manzanas, así que puedes degustar auténtica sidra de la región así como las mermeladas y conservas que se venden. También es común el mole poblano, las carnitas y antojitos como quesadillas, cemitas y chalupitas.

Puede interesarte

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete