¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

5 platos de comida portuguesa que tienes que probar

Portugal es una de las joyas escondidas de Europa y que los mexicanos nos olvidamos de visitar. Su propuesta culinaria es extraordinaria y los platillos cuentan con un sabor muy peculiar, un sabor que no podrás encontrar en ningún otro lugar del mundo. Puede que suene redundante pero los mariscos portugueses tienen un sabor fuerte a mar debido a la temperatura tan fría del agua. En tu siguiente viaje, no te olvides de visitarlo y probar los siguientes 5 platos, te prometo que no te arrepentirás.

Sardinas Asadas

Un plato de sardinas recién asadas (sardinhas assadas) es un típico plato portugués. Cada año se encuentran como atracción principal en los festivales de verano en todo el país, las sardinas se asan enteras en una parrilla a fuego abierto y simplemente se sazonan con una pizca de sal marina gruesa. Una vez ahumadas y carbonizadas, los pequeños peces se retiran del fuego y se sirven como están: huesos y cabezas intactos. Haz lo que hacen los portugueses y comételos enteros: sostén la cabeza con una mano, la cola con la otra y, evitando los huesos de la columna, muerde el pescado de lado. Es crujiente por fuera, revelando carne blanca maravillosamente rica por dentro. Lisboa, en particular, celebra las sardinas en la Fiesta de San Antonio, también conocida como “el Festival de la Sardina”, un evento anual donde los cocineros venden sardinas asadas metidas en un pan que asemeja al bolillo.

 

Pasteles de Belem

Tal vez la pastelería más adorada de Portugal, los pastéis de nata es una tarta de crema pastelera de huevo. El hojaldre se llena con un flan amarillo batido con yemas de huevo, azúcar, crema y una pizca de ralladura de limón y se hornea hasta que esté dorado. En Pastéis de Belém, una panadería que ha estado en funcionamiento desde 1837 en Lisboa, las colas salen de la panadería con los visitantes esperando una cosa: el famoso pastéis de nata. Los huéspedes pueden ponerle a cada pastel su elección de azúcar en polvo o canela; se pueden comer en cualquier momento del día como desayuno, snack o postre.

 

Pastelitos de Bacalao

Los bolinhos de bacalhau son, lo que podemos llamar, “pasteles de bacalao”, una bola de masa frita redonda hecha con bacalao y papas. Esta receta tradicional es deliciosa y ha estado en las familias portuguesas durante años. Cada mujer de cada familia sabe cómo hacer bolinhos de bacalhau. Entonces, si no has probado el tradicional “bolinho de bacalhau”, que también se conoce como pastel de bacalhau, ¡definitivamente es hora de hacerlo! En muchos restaurantes, se sirven como entradas.

¡Así que fácilmente encontrarás un lugar para probarlos!

 

 

Arroz de tamboril

Sé que puede parecer un poco raro pero este arroz se hace con ‘monkfish’ lo que en español conocemos como rape, uno de los peces menos atractivos que existen. El rape no es tan popular como el bacalhau (bacalao) pero es omnipresente en la cocina de Portugal. En este platillo encontrarás trozos de pescado blanco revuelto en un estofado de tomate con ajo, laurel y arroz, que absorbe el exceso de humedad. Es similar al risotto y se encuentra con mayor frecuencia en las ciudades costeras de todo el país.

 

Açorda

Una comida campesina típica del Alentejo, la Açorda está elaborada con pan, ajo machacado, trozos de cilantro, aceite de oliva, vinagre y huevos poché.

El Alentejo es la región más grande de Portugal, un área repleta de campos, granjas y viñedos. Aquí, los locales son principalmente trabajadores agrícolas que hacen Açorda debido a sus ingredientes baratos que se pueden personalizar con cualquier otra cosa que tengan a la mano: cuanto más rica es la familia, más rica es la Açorda.

A lo largo de la costa, se pueden agregar camarones y otros mariscos al plato, mientras que en el interior de Portugal, los cocineros le ponen carne de cazas silvestre como conejo, venado y codorniz.

 

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte