¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

Chile amashito, parte del sabor de la comida tabasqueña

Foto: Dominio Público

Recientemente viajamos al sureste de México para celebrar el 8 aniversario de La Cevichería Tabasco de la chef Lupita Vidal. Durante esta visita probamos el chile amashito en diferentes preparaciones de salsas, sin embargo, la más común es también la más simple, en la que se presenta el chile asado y acompañado únicamente de limón y sal, no se necesita más para generar la sensación de agua la boca. 

Por: Liliana Ortiz 

Nuestro primer acercamiento con este chile de la familia de los piquines fue en el tianguis Jesús Taracena, en la ciudad de Villahermosa, donde se ofrece acomodado en montones sobre mantas en el suelo. Su costo varía y puede superar los $300 pesos por kilo. 

También ve: La ruta del cacao en Tabasco que tienes que conocer 

Este chile tiene un tamaño de aproximadamente un centímetro y es de color verde, naranja o café, dependiendo su estado de maduración. Su aroma es penetrante, como si el picor se pudiera oler (para los mexicanos sí es posible). Pica entre siete y ocho veces más que el chile jalapeño en la escala Scoville. 

En boca puede sentirse su sabor ahumado y cítrico, que acompaña platillos tabasqueños como el pejelagarto, el coctel de camarón (que en algunas zonas se come caliente) y hasta se utiliza para el pozol, una bebida refrescante a base de cacao. La chef Lula Martín del Campo lo presentó en una cena en forma de alioli para acompañar unas croquetas de frijol nativo. 

También ve: ¿Qué se comía hace 200 años en México?

Conforme la Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, el chile amashito es una especie no domesticada y ampliamente consumida en el sureste de México, que crece en milpas, cacaotales y platanales. La planta de la que nace mide entre 30 y 60 centímetros de altura, aunque puede alcanzar el metro. 

La producción de este chile puede verse afectada y algunas veces se limita a las huertas familiares, por lo que llega a encarecerse y a estar en peligro. En Ciudad de México es complicado encontrar esta variedad fresca; se consume más bien en conservas en vinagre. 

Otras formas de llamar al chile amashito es “mashito”, “amash” o “chile de monte”. ¿Lo has probado? 

 

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte