¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

La cajeta artesanal de Celaya

La cajeta es un dulce tradicional mexicano elaborado principalmente con leche de cabra. Como bien sabemos, se puede degustar en una gran variedad de combinaciones, desde con galletas Marías, con café y hasta solita con una cuchara. Dentro de su variedad de sabores encontramos la natural, la quemada, la envinada, la de vainilla y muchas más. La historia de la cajeta viene desde hace varios siglos atrás y hasta formó parte de la historia política de nuestro país. Para entender mejor la historia de este delicioso postre, al cual le tenemos mucho cariño, veremos un poco de su pasado y trayectoria.

La cajeta fue creada en Celaya, Guanajuato en la época de la Nueva España. Originalmente se le conocía como “dulce de cajeta de Tejamanil” debido a que se vendía en cilindros hechos de madera llamados “cajetes”, de ahí deriva su nombre. Hoy en día, su producción viene en gran parte de Guanajuato, Coahuila y Durango.

La cajeta de Celaya es su dulce típico y es reconocida mundialmente como la mejor cajeta. Fueron los primeros en comercializarla y la elaboran de manera tradicional y artesanal. Su elaboración incluye leche de cabra a calentada en una olla, se le agrega canela y azúcar, dejando que hierva a fuego medio. Al pasar un tiempo se le agrega almidón y se deja hervir durante varios minutos manteniendo el hervor y revolviendo constantemente hasta que se vea el fondo de la olla. Algunas fábricas continúan quemando la leche en cazos de cobre y otras lo hacen en cazos de acero inoxidable. Su elaboración sigue siendo la misma, la diferencia moderna es que ahora es empaquetada en frascos de vidrio.

Una confusión común es que la cajeta es dulce de leche. La realidad es que, mientras que su elaboración es similar, tienen una distinción sumamente importante: la cajeta se elabora a partir de la leche de cabra y el dulce de leche, de vaca. 

Históricamente tiene una importancia grande en nuestro país. Gracias a su larga duración y alto contenido calórico fue utilizada por el ejército durante la revolución y los ayudó a sobrevivir el tiempo suficiente para lograr su victoria. Es por esto que en el 2010 fue nombrada “El postre del Bicentenario Mexicano”. 

 La cajeta es un símbolo nacional, un orgullo mexicano gastronómico. Personalmente, gozo de saber la historia de los alimentos que consumo, siento que ganan aún más significado. Disfrútala agregándola a churros, fruta o con lo que más se te antoje.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte