¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

Los beneficios de la leche y sus sucedáneos

Shutterstock

Dada la creciente conciencia que existe sobre la importancia de una buena alimentación, es bastante probable que, al menos en algún momento, hayamos entrado en disyuntiva acerca de qué tipo de leche es mejor, si la de vaca o la de los sucedáneos lácteos (en realidad es así como se llaman o bebidas de origen vegetal, pues se obtienen de plantas, semillas o frutos secos).

La idea no es glorificar o satanizar a nadie, más bien se trata de conocer sus diferencias y cualidades. Además, en cualquier caso, optar por una u otros debiera obedecer a criterios específicos y objetivos que consideren sobre todo las necesidades nutricionales y los beneficios que brindan a la salud de cada persona.

Calcio y otros minerales

Una de las principales diferencias entre la leche de vaca y las bebidas vegetales, es el calcio; mientras que la primera lo contiene de manera natural, las segundas son enriquecidas artificialmente con este mineral esencial. Sin embargo, la presencia en la leche de la lactosa (misma que favorece la absorción de calcio) aumenta los niveles de insulina y suele provocar malestares estomacales, pero existen ya muchas variedades de leche de vaca sin lactosa y con calcio.

Por otro lado, la leche de vaca es la única con vitamina B12 (indispensable para metabolizar grasas y proteínas), en cambio los sucedáneos lácteos ofrecen otro tipo de tipo de vitaminas antioxidantes, como la A o la E. En cuanto a las proteínas, solo la leche de vaca y la de soya aportan todos los aminoácidos esenciales.

Grasas y fibras

En términos generales, se considera que el aporte energético y el porcentaje de grasas de las bebidas de origen vegetal son muy parecidos al de la leche descremada, no obstante las primeras poseen menos grasas saturadas y más poliinsaturadas que la segunda, y no tienen colesterol.

Cierto es que per se la soya, la avena, la almendra, el coco o el arroz integral son una importante fuente de fibra, aunque ello no implica que las bebidas elaboradas a partir de estos alimentos sean de la misma manera ricos en fibra; sí la contienen, pero en cantidades bastante inferiores. En cambio, la leche de vaca no contiene fibra.

Por último, también hay que tomar en cuenta el porcentaje de azúcares añadidos; así como este suele ser elevado en varios sucédanos lácteos, la leche de vaca no lo tiene.

Guía Destinos
México
Subrayado del títiulo

Hoteles y
Restaurantes 2021

Descargar ahora

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte