Traducir ¡Pregúntale a Marco!
✉️

Los tequilas favoritos en Jalisco. Más allá de las marcas muy comerciales

Foto: Canva

Hasta hace un siglo no existía una diferencia tajante entre los destilados de agave. Los productores cosechaban los agaves que tenían a su disposición, fermentaban sus jugos para posteriormente destilarlos y obtener el llamado vino mezcal. Claro que el gusto se rompe en géneros y cada productor empezó a encontrar sus agaves y procesos preferidos para su producción. Hoy hay tequilas favoritos en Jalisco, más allá de las marcas comerciales y acá te presentamos algunos.

Por: Israel Vázquez 

En la región del Valle de Jalisco se popularizó el uso de una sola variante de agave para la producción del vino mezcal de la región. Esta planta recibió el nombre de agave tequilana weber de variante azul y para 1974 se publicó en el Diario de la Federación la Denominación de Origen de esta bebida. 

Este nombramiento busca proteger la calidad del tequila y garantizar el material con el que se produce, el lugar donde se produce, la manera en la que se produce y quién lo produce. Ahora existen infinidad de marcas que -a pesar de estas limitantes- buscan innovar en sus procesos y experimentar para lograr excelentes líquidos. 

agave azul
Foto: Canva

Para los jaliscienses el tequila es parte importante de nuestra historia. Orgullosos lo tomamos en comidas familiares, a sorbos, a temperatura ambiente; en ocasiones sólo acompañado de agua mineral o en la coctelería clásica de la región: vampiros, cantaritos o cazuelas. 

Hablar con alguien de Jalisco sobre la bebida es enfrascarse en una ola de opiniones sobre cuales son los favoritos y cómo algunos “ya no saben como antes”. Independientemente de si la internacionalización y la industrialización de la producción del tequila es buena o no, lo cierto es que existen marcas independientes que se encuentran experimentando, rescatando tradiciones familiares y técnicas ancestrales para ofrecer sus mejores tequilas. 

Ya sea que quieras experimentar, sumarte a esta nostalgia del antiguo sabor al tequila o conocer más sobre los productores de la región; estos cinco “tequilas” -y pongo tequilas entre paréntesis porque uno de ellos tiene denominación de origen de Destilado de Agave- estoy seguro encabezan los gustos de cualquier amante del tequila. 

5 tequilas favoritos en Jalisco

Caballito Cerrero

Caballito Cerrero es el que no necesita herraduras; y es que este Destilado de Agave viene con anécdota incluida. Esta marca nace en 1950 cuando después de un pleito familiar Don Alfonso Jiménez Rosales abandona su sociedad con sus primos los Rosales y hace su propia marca.

Don Alfonso adquiere la Fábrica de Santa Rita construida por su suegro durante 1873 en Amatitán y convierte este espacio en la casa de Caballito Cerrero. Actualmente la familia Jiménez continúa una tradición de quince generaciones pero ahora produce un Destilado de Agave -por denominación de origen- que puede incluir angustifolia. Cuenta con tres variedades: blanco, blanco 46 y reposado. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Caballito Cerrero (@caballito_cerrero_destilado)

Tequila Cascahuin

La historia de Cascahuin inicia en 1904 con Salvador Rosales Briseño en Amatitán. Este es uno de los pueblos que integran la zona del Valle y se considera La Puerta al Paisaje Agavero. En esta localidad se encuentra un cerro del cual el tequila toma su nombre. Traducido al español Cascahuin puede significar Cerro de Luz o Fiesta en el Cerro.

Cascahuin cuenta con amplio abanico de etiquetas. Blanco, reposado, añejo, extra añejo, 48, blanco tahona, extra añejo terminado roble francés y de aniversario. De esa oferta destaca el Blanco Thona. La tahona es una piedra que ancestralmente se empleaba para la extracción de jugos haciéndola rodar sobre un eje para que pudiera triturar las piñas de agave. El resultado es un líquido de 42º notas dulces y herbales características de la región Valles. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tequila Cascahuin (@cascahuin)

Tequila Ocho

Si bien pudiera parecer que esta es la etiqueta más joven en la lista, también va acompañada de una larga tradición familiar. Tequila Ocho fue fundado en el 2007 por el Maestro Tequilero Carlos Camarena en sociedad con el Embajador de Tequila Tomás Estes. En un principio se produjo en La Alteña, destilería que desde 1937 pertenece a la familia de Camarena y en el 2021 mudó su producción a Los Alambiques, destilería construida exclusivamente para Tequila Ocho. 

Tequila Ocho conserva el espíritu de la región Altos de Jalisco en cada una de sus botellas. Cuentan con un registro específico de los plantíos de donde provienen los agaves de cada lote; el respeto a la tierra y su importancia en el resultado final es su principal bandera. También cuenta con un sólido plan de sustentabilidad que entre otras cosas produce composta para el uso de sus campos, hace uso responsable del recurso hídrico y cuenta con certificación bat friendly para la conservación del murciélago magueyero menor. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tequila Ocho México (@tequilaochomexico)

Tierra Noble

Hasta ahora me he enfocado en dos regiones tequileras: Valle y Altos. Pero la realidad es que Jalisco es el único estado de los cinco que integran la denominación de origen que puede producir la bebida en todo su territorio. Tierra Noble se aleja de estas regiones y se adentra en las montañas de la Sierra del Tigre, ubicando su destilería La Estaca a 7,200 pies de altura. 

Las frías temperaturas que caracterizan a la región influyen durante todo el proceso para el resultado final. La fermentación de diez días a bajas temperaturas potencializan las notas herbales y a agave cocido que caracterizan su producto blanco. En cuanto a la maduración, esta se hace en barricas de robles americanos de 75 años y franceses de 150. Aquí el frío hace de nuevo de las suyas y hace que este proceso sea apacible y seguro. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por TEQUILA TIERRA NOBLE (@tierranoblemx)

G4 Tequila

Regresando a la región Altos de Jalisco encontramos en Jesús María otra propuesta que busca enfrascar los sabores de la región. Este es un producto desarrollado por Felipe Camarena en 1937 que busca honrar el legado de su familia como agricultores de agave y regresar a producciones más orgánicas. Para su elaboración el agua es un factor tan importante como el agave. Esta es 50% de los manantiales de la región y 50% de captación de lluvia. 

El rancho donde crecen los agaves está lleno de árboles de cítricos y cerezos. La fermentación se hace de manera natural y se garantiza que desde el crecimiento del agave hasta que el líquido llega a la botella nunca se agrega nada artificial. Su tequila blanco es la mejor manera de apreciar la complejidad de sus notas, lo natural de su preparación y la textura de un buen destilado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por G4 Tequila in America (@g4tequilas)

¿Más sobre Guadalajara? Puedes ver nuestras recomendaciones de restaurantes y hoteles.

Puede interesarte

Guía Destinos México

Guía de los Mejores
Restaurantes
Subrayado del títiulo

CDMX 2021-2022

Descargar ahora
Tu opinión es muy importante

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete