¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

El boom del poke bowl entre las comidas saludables

Shutterstock

Al igual que sucede con otras cosas, la gastronomía en general no es estática ni ajena a nuevas influencias. Desde luego ciertas tendencias se convierten en modas pasajeras, pero otras parecen haber llegado para instalarse de lleno en el gusto de millones de comensales alrededor del mundo y ese tal vez sea el caso del poke bowl.

Si todavía no te has convertido en entusiasta de este fotogénico plato que desde mediados del año pasado empezó a causar furor en redes sociales, seguro has oído hablar de él o quizá lo hayas visto en el menú de algún restaurante.

Aunque hay quienes lo catalogan como una evolución del sushi, lo cierto es que el poke bowl es habitual en Hawái y surgió más bien como sencilla comida de pescadores, quienes lo elaboraban con la captura obtenida del mar. A grandes rasgos, la preparación clásica tiene como base arroz cocido (ya sea, blanco o integral) acompañado de pescado crudo marinado.

Cómo se prepara un poke bowl

Es probable que sea en su propia simpleza y la facilidad para prepararlo en donde radica el hecho de que se haya posicionado como una tendencia foodie saludable frente a la comida rápida. Por eso, ya cada vez es más frecuente ver que en muchos lugares aparezcan innovadoras opciones, tanto saladas como dulces, que en definitiva han dado un giro a la receta tradicional.

Y es que gran parte de su popularidad radica en saber combinar con creatividad ingredientes de temporada que resulten visualmente atractivos y agradables al paladar.

A pesar de que en realidad no existen reglas fijas para preparar tu poke bowl, en términos generales considera los cuatro elementos que son esenciales: la base, donde puedes sustituir el arroz por prácticamente todo tipo de cereal, pasta u hortaliza; el pescado (el atún y el salmón ahumado son los más comunes), obvio este debe ser lo más fresco pero incluso es posible cambiarlo por una alternativa vegetariana; los vegetales o frutas de la estación, los cuales son encargados de dar un toque extra de color, sabor y textura; y, por último, los toppings, aquellos aderezos, salsas o semillas que potenciarán el resultado final del plato.

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte