Traducir ¡Pregúntale a Marco!
✉️

Sandía Densuke, la fruta más preciada

Getty Images

Originaria de la región de Toma-cho en la isla japonesa de Hokkaido,  la sandía negra de Densuke es un fruto de cáscara obscura, gruesa y lisa, con un interior rojizo intenso y muy jugoso.

Esta fruta se consume como cualquier otra. No necesita de ningún cuidado especial, al contrario, entre más caluroso sea el clima las sandías se vuelven más dulces y jugosas. Sin embargo, solo crecen unas 10 mil al año y es famosa por su sabor refrescante y sobre todo, por su precio, una sandía de 10 kilogramos llega a costar hasta 6 mil dólares.

La producción de la sandía Densuke en el país asiático es relativamente joven, pues se inició hace más de 30 años como una manera de compensar la disminución en la cosecha del arroz. De ahí que en su escritura lleve el símbolo de “ayuda”. Desde entonces se hacen competencias para ver quién cosecha la sandía perfecta.

Es una costumbre entre los japoneses regalar estas sandías como muestra de respeto y poder adquisitivo. Cada año, como símbolo del inicio del verano, este fruto protagoniza las subastas en varios mercados de la región de Hokkaido, la isla más grande de Japón, donde alcanza precios exorbitantes, sobre todo, si son los primeros ejemplares de la temporada. Es en el mercado central de los mayoristas de Sapporo donde se realizan las pujas más importantes de este fruto.

Otras frutas exóticas y lujosas

La Densuke no es el único fruto cotizado de Japón, también se pueden encontrar los mangos Taiyo, la fresa blanca, Shiroi Houseki, las uvas ruby roman, la manzana Sekai-ichi, cítricos Dekopon, así como la sandía en forma de cubo; esta última, curiosamente no es comestibles pues la mayoría se cosecha antes de que estén maduras, son solo un artículo de lujo.

Puede interesarte

Guía Destinos México

Guía de los Mejores
Restaurantes
Subrayado del títiulo

CDMX 2021-2022

Descargar ahora
Tu opinión es muy importante

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete