Descarga nuestra app
Suscríbete a nuestro newsletter

Cómo limpiar y desflemar chiles sin morir en el intento

Qué rico es comer chiles, el verdadero tedio es limpiar, desflemar y no tener buenos tips para hacerlo de manera eficiente. En la búsqueda de buenos platillos y mejores experiencias –aún en casa– descubrimos tres trucos: el clásico, uno muy eficiente y otro que te hará amar tu air fryer.

TE INTERESA: ¿JOVEN, CRIANZA, RESERVA…? CONOCE LAS DIFERENTES VARIEDADES DE VINO

Lo primero, quitar la piel. Esto porque puede resultar indigesta y también para que sea más fácil manipularlo y sacar sus mejores aromas. Aquí te van las tres formas.

Cómo limpiar chiles en freidora de aire

Aunque no lo creas, puedes hacerlo con tan solo meterlos a la canastilla durante ocho minutos a 200ºC o 400ºF. Funciona un poco mejor si rocías aceite en aerosol pero si estás completamente en contra de la grasa, el truco también funciona pero debes dar vuelta a la pieza a la mitad del tiempo.

Puedes quitar la piel con la mano una vez que esté frío.

Aquí te va un secreto: este electrodoméstico funcionará mucho mejor si la precalientas así que hazlo. Con 10 minutos basta.

En fritura profunda

Esta técnica está condenada por algunas personas porque el aceite adquiere los aromas del chile y ya no se puede usar para otras preparaciones, pero es el más eficiente que existe.

Calienta aceite suficiente a fuego alto e introduce los chiles uno por uno. Notarás que la piel comienza a burbujear, así que cuando esté completamente despegado, quita para que no se cueza ni absorba mucha grasa.

Posterior a eso, enjuaga en agua fría y será más fácil quitar la piel.

El clásico tatemado

Esta es la técnica para limpiar chiles que se ha utilizado desde siempre. Consiste en prender la hornilla de la estufa y poner los chiles a fuego vivo. Deja que se ponga negra toda la superficie y posteriormente mete a una bolsa de plástico. Cierra y deja que suden por 15 minutos. Cuando pase el tiempo podrás quitarlas con las manos fácilmente.

Ya supe cómo limpiar y quitar la piel de los chiles… y, ¿luego?

Haz un corte a lo largo con cuidado. Con la punta del cuchillo quita las venas sin romper la pulpa y también corta el corazón, esa parte que está pegada al tallo llena de semillas.

Si no te gusta que pique, remoja en agua con sal y vinagre por media hora. Ahora sí, están listos para cocinar.

¿Ya nos sigues en TikTok?

Puede interesarte

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete