¡Pregúntale a Marco!
Instala la app de MB

Tips de maridaje con vino

Dominio Público

Existe cierta inclinación a creer que el vino únicamente es apto para comidas muy sofisticadas o elaboradas. Nada más alejado de la realidad. Puede acompañar a todo tipo de platillo, sin importar su nacionalidad o cuan sencillo sea. Especialmente con estos tips de maridaje.

Por: Guía Simple de Vino y Maridaje 2021

A grandes rasgos, el maridaje consiste en elegir el estilo de vino idóneo para determinada comida – ya sea por contraste o similitud-, de tal manera que ambos potencien sus cualidades. Es un ejercicio para disfrutar, que se puede (e idealmente, se debe hacer) todos los días, incluso con comidas muy básicas o sencillas. Ello ayudará a entender y manejar de manera natural en la memoria, las características esenciales de cada alimento y bebida.

Desde luego, mucho tiene que ver el gusto personal (tanto que las posibles combinaciones pueden ser infinitas). Pero también es necesaria la práctica, procurando que un plato no domine por encima del vino y que este no reste protagonismo al plato; poner atención a las sensaciones que despierta la unión comida-vino, tener la disposición y apertura para experimentar, y considerar los siguientes consejos de nuestros expertos:

  • Al hacer tu elección, toma en cuenta los niveles de dulzor, acidez, amargor y sal, así como la densidad de los vinos y los alimentos.

También ve: ¿Cómo se clasifican los aromas del vino?

  • Los alimentos con azúcar (dulzor) harán que el vino se sienta más ácido, menos frutal y más tánico de lo que realmente es.
  • Este mismo efecto lo provocan los alimentos elevados en umami: el quinto sabor que podemos percibir, además de dulce, salado, ácido y amargo. La familia de los hongos, por ejemplo, tiene mayor umami y el maridaje suele ser complicado -mas no imposible-. Buena elección son los vinos con cuerpo y prolongados, con algo de madera y toques especiados.

También ve: ¿Cómo detectar un vino en mal estado?

  • Para comida picante y agridulce recurre a vinos espumosos (secos o semisecos), blancos (como de Alsacia o Alemania) o rosados de buena acidez. Los vinos tintos no son recomendables porque sus taninos suelen chocar con el chile y los elementos picantes.
  • Los pescados y carnes blancas pueden maridar con vinos tintos ligeros, siempre que el salseado sea correcto.
  • Mientras más grasa tenga la carne que vayas a maridar, más tánico deberá ser el vino.
  • Para una selección de quesos, un vino blanco (Riesling, Sauvignon Blanc o Chardonnay, por ejemplo) siempre será mejor que uno tinto. Si quieres lucir como todo un experto, lo ideal es un Sauternes (vino blanco dulce), o un Oporto (vino tinto dulce fortificado).
vino con queso
Foto: Canva
  • El vino tinto no es aconsejable para una ensalada verde; lo más adecuado es un vino espumoso o uno blanco.
  • Las salsas o los aderezos cítricos deben maridarse con vinos blancos o rosados jóvenes de buena acidez.
  • Los vinos rosados jóvenes o de añada funcionan muy bien con ceviches, aguachiles, tiraditos, mariscos en general, platos de verduras crudas, hummus, jocoque o mousse de pescado.
  • Cuando se trata de postres, es importante tener en cuenta factores como su sabor, dulzor y textura. Por lo general, lo más adecuado es un vino dulce, un fortificado, o un espumoso semiseco. Sin embargo, hay tintos secos (Cabernet Sauvignon, por ejemplo) que se llevan muy bien con el chocolate amargo.
vino con postres
Foto: Canva

Guía simple de
vino y maridaje
Subrayado del títiulo

Gratis para la
Comunidad MB

Descargar ahora

Tu opinión es
muy importante
Subrayado del títiulo

Se parte de la ComunidadMB.

Únete

Puede interesarte